Colesterol - Colesterol

Colesterol

El colesterol se trata de una substancia indispensable para la formación de cierto número de hormonas.

El colesterol bueno y el colesterol malo

Colesterol-LDL

El colesterol no se halla aislado en la sangre, sino que está fijado a las proteínas. Existen dos categorías:

las lipoproteínas de baja densidad o LDL que distribuyen el colesterol en las células, especialmente en las de las paredes arteriales que son víctima de ests depósitos de grasa.

Es por eso que el colesterol LDL es lo colesterol malo, pues a la larga recubre el interior de los vasos y éstos se atascan.

Esta obstrucción de las arterias puede acarrear un accidente cardiovascular:

  • una arteritis de los miembros inferiores;
  • una angina de pecho o un infarto de miocardio;
  • un accidente vascular cerebral que eventualmente puede provocar una parálisis.

Las lipoproteínas de alta densidad o HDL que conducen el colesterol al hígado para que allí sea eliminado. Al colesterol HDL se le llama colesterol bueno, pues no se deposita en los vasos. Por el contrario, tiene la propriedad de limpiar las arterias de sus depósitos ateromatosos. Se comprende así que cuanto más elevada sea la tasa de HDL, menor es el riesgo de accidente cardiovascular.