El Almuerzo - El Almuerzo

El Almuerzo

Los almuerzos que haga fuera de casa serán casi seguridad prótido-lipídicos, lo cual no quiere decir que necesariamente deban contener demasiadas grasas. El menú tipo de almuerzo podrá seer el siguiente:

  • emulada de hortaliza
  • pescado, carne o ave
  • verduras
  • ensalada
  • queso
  • bebida: agua sin gas

Entrantes

entrantes
Tenga presente, pues, antes de elegir algo, que debe verificar que no tenga púlalas, maíz, zanahoria, ni remolacha.

Las verduras cuidas pueden sazonarse con aceite (preferentemente de oliva) y vinagre o limón.

Por otra parte, evite los alimentos glúcido-lipídicos, como las nueces. Por consiguiente, no pida ensalada con nueces sino aderezada con pequeños chicharrones. Sin embargo, al pedir su ensalada con chicharrones aclare que debe ser sin tostones, pues en muchos casos los cocineros tienen la fastidiosa manía de mezclarlos.

Plato principal

Plato principal

El plato principal estará compuesto fundamentalmente de carne o pescado. No hay ninguna restricción en este campo, como no sea en su preparación.

Ni la carne ni el pescado deben comerse rebozados. El pan rallado es hidrato de carbono. En la preparación del pescado tampoco debe haber harina. Desconfíe pues del lenguado meunière. Pida siempre el pescado a la plancha.

Evite las grasas de cocción saturadas por el calor, no siempre fáciles de digerir y nocivas en lo que concierne al colesterol.

¡Cuidado con las salsas! Si usted es aficionado a los restaurantes de la «nueva cocina-, sepa que en ellos las salsas son generalmente muy livianas gracias a que no contienen harina. En la mayoría de los casos, las salsas de este tipo de establecimiento son el resultado de unespumado- del jugo soltado durante la cocción del plato, ligado con nata liquida.

Sí come carne puede, eventualmente, acompañarla de salsa bearnesa.” siempre que le guste y no tenga problemas de colesterol. Pero evite el exceso de mostaza.

Los postres

postres

 

Determinados postres, sobre todo si no requerien demasiada cocción, pueden hacerse con edulcorantes. Por ejemplo, los flanes, las natillas o las claras batidas a nieve.

Bebidas

bebidas

 

Los líquidos diluyen los jugos gástricos y alteran la digestión. Si tiene que beber, hágalo a partir de la mitad de la comida. No beba al sentarse a la mesa, otra de nuestras deplorables costumbres nacionales, responsable de gran parte de los trastornos metabólicos que se padecen durante la digestión. Preferentemente beba entre las comidas (un litro de agua como mínimo).

Principios más importantes

  • No mezclar nunca los malos glúcidos (pan. harina, féculas, fruías) con los lípidos (carne, grasas, aceites…) durante una misma comida.
  • Evitar todos los elementos glúcido-lipídicos (leche, chocolate, aguacate, hígado, avellanas…).
  • Suprimir totalmente el azúcar de su alimentación. Comer harinas no refinadas solamente.
  • Comer sólo pan integral, con salvado o fabricado con harinas no refinadas (únicamente en el desayuno).
  • Olvidarse de las patatas y sobre lodo, de las patatas fritas.
  • Olvidarse del arroz blanco. Comer sólo (y moderadamente) arroz integral.
  • No comer jamás pastas elaboradas con harinas refinadas. Coma pasta hecha con harina integral o no refinada. Rehabilite las leguminosas, sobre todo como plato principal de la cena.
  • Renunciar provisionalmente al alcohol en todas sus formas aperitivos, vino, cerveza, bebidas digestivas.
  • No saltarse jamás una comida. Repartir la alimentación en tres comidas, si es posible siempre a la misma hora.
  • Tratar de beber poco durante las comidas para evitar anegar los jugos gástricos.
  • Tomarse lie tupo para comer. Garantizar una corréela masticación y evitar tensiones durante la comida.
  • Prepararse uno mismo los zumos de fruta. Evitar las sodas y los zumos de fruta industriales que contienen azúcar.
  • Esperar tres horas antes de ingerir lípidos después de una comida de glúcidos (desayuno, por ejemplo).
  • Comer muchas fibras alimentarias, ensaladas, puerros, espárragos, alcachofas, berenjenas, etc.