La teoría de las calorías - La teoría de las calorías

La teoría de las calorías

Científicamente y, en particular, en dietética, una caloría es la cantidad de energía necesaria para elevar la  temperatura de un gramo de agua de 14 a 15 grados centígrados.

El cuerpo humano necesita energía. Ante todo, para mantener la temperatura corporal a 37 “C. De alguna manera es su necesidad primaria. Pero desde el momento en que el cuerpo entra en acción, aunque sólo sea para mantener la posición vertical, moverse, emitir sonidos, aparece una necesidad de energía suplementaria.
Comer, digerir, llevar a cabo los actos esenciales de la
vida requiere también un complemento de energía.

Pero las necesidades cotidianas de energía varían seguílos individuos, la edad y el sexo.

La teoría de las calorías es la siguiente:

Si las necesidades energéticas de un individuo son 2.500 calorías diarias y no absorbe más que 2.000, sufi un déficit de 500 calorías. Para paliar este déficit, el organismo humano tiene que retirar una cantidad de energía equivalente de las grasas de reserva, lo que supone una consecuente pérdida de peso.

Por el contrario, si un individuo absorbe cotidianamente 3.500 calorías y sus necesidades son de 2.500 creará un excedente de 1.000 calorías que, automáticamente, serán almacenadas en forma de grasas de reserva.

La teoría parte del postulado de que, tanto en un caso como en el otro, no existe pérdida, sino transformación de energía. ¡És matemático! Y la fórmula resulta de una ecuación que se inspira directamente en la teoría de Lavoisier sobre las leyes de la termodinámica.

En este estadio del problema, uno se pregunta cómo pudieron sobrevivir los prisioneros en los campos de concentración durante cerca de cinco años con sólo 700 u 800 calorías diarias. Si la teoría de las calorías tuviera fundamento, deberían haber muerto en el momento en que se les agotaron sus reservas de grasa, es decir, al cabo de pocos meses.

De igual manera, uno se puede preguntar por qué los grandes comilones que absorben de 4.000 a 5.000 calorías diarias, no son más gordos (algunos hasta siguen siendo delgados). Si la teoría de las calorías tuviera fundamento, los grandes comilones deberían pesar de 400 a 500 kilos al cabo de pocos años.

Por otra parte, ¿cómo explicar que, comiendo menos (reduciendo la cantidad diaria de calorías absorbidas), algunas personas continúen engordando? En todo caso, existen miles de individuos que engordan muñéndose de hambre.