Tratamiento dietético - Tratamiento dietético

Tratamiento dietético

En caso de hipercolesterolemía, el medico podrá prescribir algunos medicamentos, pero éstos deben quedar como último recurso.

Veamos pues una serie de consejos que usted puede seguir para disminuir su colesterol, si es muy elevado, y también para prevenirse.

1. Pérdida de peso

Está comprobado que el adelgazamiento conduce, en la mayor parte de los casos, a una mejoría de todos los parámetros biológicos. La disminución de las tasas de colesterol es sin lugar a dudas la que aparecerá más deprisa, a condición, sin embargo, de no cometer el error de consumir en exceso malos lípidos (grasas saturadas).

2. ° Limitar el aporte alimentarlo en colesterol

Los alimentos contienen una tasa variable de colesterol.
La yema de huevo, los despojos y menudillos y la levadura
de cerveza lo contienen en gran medida.

Los trabajos más recientes, sin embargo, demuestran
que, paradójicamente, ese aspecto de la dietética es secundario. Un aporte alimentario de 1.000 mg de colesterol al día no aumentaría más que en un 5 %, aproximadamente, la colesterolemia.

Por tanto, uno puede despreocuparse de la cantidad de colesterol contenida en los alimentos. En cambio habrá que tener en cuenta el grado de saturación de los ácidos grasos ingeridos.

Las grasas debían ser clasificadas en tres
categorías;

  • las grasas saturadas que se hallan en la carne, los embutidos, las aves, los huevos, la leche, los productos lácteos y el queso. Estas grasas aumentan la tasa de colesterol total, y sobre todo el colesterol LDL que se deposita sobre las paredes arteriales, favoreciendo así los accidentes cardiovasculares.
  • los ácidos grasos polinsaturados de origen animal. Se trata esencialmente de los ácidos grasos contenidos en las grasas de pescado.

En efecto, el consumo de grasas de pescado provoca un importante descenso de los triglicéridos y previene las trombosis.

Se comprende así que, contrariamente a lo que se ha creído durante mucho tiempo, cuanto más graso es el pescado, mayor es su acción benéfica sobre el colesterol.
Hay que alentar entonces el consumo de salmón, atún, sardinas, caballa, anchoas y arenques.

  • Los ácidos grasos monoinsaturados

El principal de ellos es el ácido oleico, que se encuentra
en particular en el aceite de oliva.

Puede decirse que el aceite de oliva es el campeón absoluto de las grasas que ejercen una acción benéfica sobre el colesterol. En efecto, es la única que consigue hacer descender el colesterol malo (LDL) y logra aumentar el bueno (HDL).

No es difícil comprender así que el aceite de oliva actúe como un verdadero pasaporte contra los problemas circulatorios.

3. Aumentar la ración de fibras alimentarias

La presencia de fibras en el tubo digestivo mejora el metabolismo de los lípidos.

Se ha comprobado que el consumo de pee ti na (al comer manzanas) produce un sensible descenso de la tasa de colesterol, y tal es también el caso de todas las fibras solubles contenidas en la avena y las leguminosas (judías blancas, lentejas).

4. Limitar el consumo de café

5. Mejorar la calidad de vida

El estrés, el tabaquismo y la vida sedentaria también ejercen una acción negativa sobre el colesterol. Es indispensable, por tanto, mejorar la calidad de vida, no sólo como medida curativa sino también preventiva.

RESUMEN DE LAS MEDIDAS A TOMAR SI SE PADECE UNA H1PERCOLESTEROLEMIA

  • Perder peso, si se es obeso.
  • Disminuir el consumo de carne (máximo 150 g/dia).
  • Elegir carnes poco grasas (caballo, carne magra).
  • Reemplazarlas por ave de vez en cuando (sin la piel).
  • Evitar los embutidos y los menudillos.
  • Preferir los pescados (mínimo 300 g/semana).
  • Comer poca mantequilla (máximo 10 g/dla).
  • Comprar leche descremada y productos lácteos con 0 % de materias grasas.
  • Aumentar el consumo de fibras (fruta, cereales, legumbres).
  • Incrementar el consumo de ácidos grasos mono y polinsaturados vegetales (oliva, girasol, colza).
  • Asegurarse un aporte suficiente de vitaminas A y E, setenio y cromo (levadura de cerveza y germen de trigo).
  • No abusar del café.
  • Controlar el estrés.
  • Practicar un deporte.
  • Dejar de fumar.